Trader,  palabra que puede  definir a las personas  que compran o venden productos  financieros, acciones, futuros, divisas, metales preciosos, bonos  y un largo etc.

El trading consiste en la compra y venta de acciones en un cortísimo espacio de tiempo. Pueden hacerse 5 o 6 operaciones de compra-venta de acciones o índices en menos de 5 minutos. Consiste en controlar permanentemente la evolución de una o varias posiciones e intentar detectar cuándo comenzará una pequeña subida para arrinconarla. En esos segundos o minutos  una acción o Indice comienza a subir o bajar su valor, si se esta corto, es cuando ellos compran o venden rápidamente y recogen las ganancias, de ese proceso de subida o bajada que ha durado únicamente 45 segundos.

Suelen emplear programas de análisis técnico, los cuales en algunos casos tienen órdenes programadas de compra y venta cuando la acción o Índice alcanza un máximo y un mínimo, para deshacerse de las posiciones.

Si la especulación  en bolsa es apasionante, y en la mayoria de los casos estresante, el trading es altamente estresante.

Qué es el Trader
Evidentemente, el Trader es aquella persona que practica la compra-venta en el Trading. El trabajo de Trader, en la mayoría de los casos es un trabajo a tiempo completo, ya que se requiere de una atención constante y muy especial del riesgo de los cambios de precios y las decisiones hay que  hacerlas al milímetro.

En la mayoría de los casos, los traders no conocen las noticias financieras que surgen de los medios de comunicación y tampoco quieren conocerlas, ya que su juego se basa exclusivamente en el conocimiento del mercado, en los movimientos de los precios  que siempre se adelantan a las noticias. Un gráfico, una subida y una bajada son todo lo que necesitan para ponerse a funcionar. Lo demás sobra.

Los traders  Intra día, se distinguen porque al final del cierre de la bolsa, no permanecen con las acciones o Índices abiertos para el día siguiente, si estos no tienen una clara tendencia en alguna dirección, bajista o alcista. Lo venden todo al final de la jornada, así no les preocupa los cambios que tengan la mañana siguiente.

La mayoría de los Traders no ganan dinero los primeros meses y el 90% lo pierden, las estadísticas así lo dicen y otros no ganan dinero en su vida con esta práctica, teniendo en cuenta que tantas órdenes de compra y de venta conllevan el pago de múltiples comisiones.

Algunos Traders Internaciones ganan auténticas fortunas de capital con el Trading. Ellos no tienen esta profesión como un juego, si no, como una forma de ingresos o actividad empresarial, la cual en muchos casos llega a ser de miles de dólares semanales.
Estos Traders lo hacen a tiempo completo. Se concentran en las primeras horas del mercado y en las horas del cierre. En el intervalo de tiempo restante, se dedican a hacer deporte, leer, estudiar, etc... para ellos permanecer toda la mañana frente al ordenador, sin mucha o poca actividad es un aburrimiento. El dinero se gana en los movimientos importantes del día y al final que es donde estan los grandes movimientos de los horarios del mercado.

En pocas palabras: El trading no es aconsejable para un inversor que no encuentre los grandes movimientos diarios o micro tendencias, a no ser que se este hecho de una pasta especial, como en algunos casos existen.

Uno de los mayores desafíos de la vida… especialmente para los traders e individuos  profesiones donde solo se mide el altísimo rendimiento como en deportes, es en las finanzas. Siempre he estado maravillado con la cantidad de energías que gastan en un espacio de tiempo tan corto. Las personas intentan evitar la incomodidad asociada con la incertidumbre, ansiedad, incomodidad, … como si fuera él su “enemigo”. Ellos NO son el problema, de hecho son signos de alerta de los desafíos y obstáculos a los que se están enfrentando constantemente por las decisiones inmediatas  que tienen que tomar.

Entonces… ¿qué hacer? ¿Cómo manejar estas reacciones emocionales? Las claves para minimizar su potencial impacto adverso son: la preparación mental y planificación de las decisiones futura a tomar.
¿Ha tenido buenas noches de sueño? ¿Ha comido un desayuno saludable? ¿Ha revisado los mercados? Esos solo son pasos preparatorios que le ayudarán a tener un mejor sentimiento de control y comodidad al empezar cada día.
En cuanto a la planificación ¿tiene una estrategia diaria de cómo manejar sus transacciones económicas? ¿Ha planeado ambos lados…los pro y los contra de las decisiones que debe de tomar?, ¿ Que vaya a su favor o en su contra? ¿Son sus planes de una gran rigidez y lo suficientemente ágiles pueda hacer los cambios necesarios en un momento determinado? Cuanto mejor se prepare para el trabajo del día y tenga un plan de trabajo pre establecido con el cual lidiar con las ventajas y con las adversidades que se puede encontrar, más efectivo será  su trading tomando buenas decisiones y realizando buena evaluación de las decisiones tomadas.
Use la incertidumbre, la ansiedad e incomodidad como indicadores “normales” no difíciles de superar. No los vea como signos de debilidad propia, o de sentimientos de los cuales debe protegerse. Hable con cualquier persona de éxito y ellos le dirán que la habilidad de manejar efectivamente esos momentos difíciles (de incertidumbre, estrés y de ansiedad) son probablemente el mejor indicador de la confianza que tiene que tener en sí mismo y que usted puede experimentar. Esto es algo bueno que mantener presente… especialmente cuando las cosas no van como uno quiere durante un día de trading.

Una de las imágenes clásicas de los operadores de bolsa es esa en la que están estresados y gritando, desesperados cuando cae y eufóricos cuando sube. Pues bien, debido a que este negocio combina  la mayoria de los recursos mentales,  su carácter suele ser una fuente impredecible de estrés, el organismo tiende a cobrar esa carga. Estos son algunas complicaciones que debe tener en cuenta para que este alerta y efectuar los cambios mentales de orden preventivo.

El estrés, el primero de los males empieza por la cabeza. Estar pendiente del mercado durante seis horas o más diarias, es   muchas veces innecesarias para los traders independientes. Los ligeros cambios del mercado durante el día generan ansiedad y conducen a tomar decisiones de forma apresurada: Para evitar este estrés diario puede operar en micro tendencia o en tendencias  cuando el mercado lo permite y en tendencia semanales y mensuales de mediano plazo.

Del estrés se desprenden cambios a nivel psicológico, emocional, desórdenes alimenticios y en los ciclos de sueño, cuando quedan posiciones abiertas sin una tendencia clara, como actualmente tiene el mercado.

Cambios en el temperamento
Ganar y perder dinero no es algo que se pueda asumir por todas las personas con cierta naturalidad. Las pérdidas constantes pueden causar estados de depresión, frustración, agresividad y amargura. Combinados con pequeños ciclos de euforia que se terminan por hacer de las emociones una montaña rusa, un sube y baja.

Desorden en los ciclos de sueño
A veces pueden presentarse casos de insomnio producido por la continua preocupación por lo que pueda ocurrir al día siguiente cuando hay ordenes importantes abiertas en tendencia diaria. Algunos traders, por ejemplo, operan en la bolsa americana aunque viven en Europa, por lo que tienen horarios irregulares de sueño y permanecen cansados durante casi todo el día.

Problemas gastrointestinales
Otro descuido está relacionado con la alimentación. Dicen por ahí que para operar en la bolsa "hay que tener estómago", eso y mucho más y aunque sea una metáfora, es cierto que los problemas como la gastritis o las úlceras se derivan del estrés, y de  los horarios de la  alimentación diaria y evitar permanecer más de cuatro horas sin ingerir algún alimento.

Cambios de peso
Como trabajo, el trading también genera cierta actitud sedentaria. Algunos traders cambian sus hábitos y comen a deshoras, ingieren comidas rápidas por "falta de tiempo", permanecen largas jornadas enteras sin almorzar. Algunos pierden vitalidad al tiempo que bajan de peso.

© 26/12/2011 The Elephant