Estas tres personas son las bases más sólidas en el mundo de la especulación o del Trading a nivel internacional, Livermore por su gran riesgo y valor. Elliott por sus hondas y Gann por su gran conocimiento del mercado.
El realidad las tres personas mencionadas coinciden el la base fundamental del propio mercado, siendo discrepantes en la forma de operar. Estos son los grandes maestros a nivel mundial para todos los Traders, para imitar, para soñar ser como ellos, pensar como ellos fueron, igual que soñaban los niños  al querer llegar a parecerse a Livermore.

1)    Copia literal de [Reminiscences  of a Stock Operator]
Livermore decía: “Hay muchos miles de personas que compran y venden valores especulativamente, pero el numero de los que especulan con beneficios es pequeño. En cierto modo, el público siempre esta en el mercado, por lo tanto, se puede decir que el público siempre sufre pérdidas. Los enemigos mortales de la especulación son: la ignorancia, la codicia, el miedo y la esperanza. Ni todos los libros del mundo, ni todas las normas de todas las Bolsas de Valores que existen en la tierra, pueden eliminar a estos enemigos del ser humano. Los accidentes que dan al traste con planes concebidos cuidadosamente, están también mas allá de la regulación que pueden llevar a cabo de sangre fría o filántropos de corazón caliente. Queda otra fuente de pérdidas que consiste en proporcionar  información errónea de forma deliberada, en donde se podían citar algunos pronósticos. Este enemigo es el más insidioso y peligroso, ya que puede llegar al operador disfrazado y camuflado de muy diversas formas".
"El hombre medio, que opera desde fuera, opera basándose en pronósticos o en rumores, escritos o impresos, directos o implicados…………
Aparte del inteligente estudio de la especulación en todos los campos, el operador de acciones debe  tener en consideración, ciertos hechos relacionados con el juego de Wall Street. Además de intentar determinar el modo de hacer dinero,  se debe evitar también perder dinero. Es tan importante saber lo que no se tiene que hacer como lo que sí se tiene que hacer”. 

2) La depresión de Livermore.

Posiblemente este texto  de Livermore después de las operaciones del algodón, refleje su estado ruinoso y depresivo, en el que nos explica la forma de su estado emocional. Creo que debería ser obligatoria su lectura  para todos los trader. No es fácil levantarse después de una gran derrota, solo cuando se cae al fondo del suelo se sabe, que uno  necesita levantarse. Es más importante aquel que se levanta, que aquel que no se ha caído.

Livermore nos decía: “Allí estaba de nuevo en la ruina, que ya era bastante malo, pero era mucho peor haber estado equivocado en las operaciones. Estaba enfermo, nervioso, afectado y era incapaz  de razonar con calma. O sea, estaba en un estado mental en el que ningún operador debería de estar cuando esta operando.
Todo me iba mal. De hecho, estaba empezando a pensar, que nunca  recuperaría el sentido de las proporciones que había perdido. Habiéndome acostumbrado a grandes líneas, digamos, más de cien mil acciones de un valor,  temía no poder tener demasiado juicio al operar a pequeña escala. No parece ser de gran valor el hecho de estar en la situación correcta, cuando todo lo que llevas son cien acciones de un valor. Tras acostumbrarme  a tomar beneficios en una línea pequeña.  No puedo  describir todo lo desanimado que me sentía.
En la ruina incapaz de asumir la ofensiva de  asumir un valor. ¡En deuda y equivocado! Tras todos aquellos años de éxito, mitigados por los errores que me habían servido para prepararme el camino para un éxito mayor, estaba ahora mucho peor que cuando empecé en los buckett-shops. Había aprendido muchas cosas sobre el juego de la especulación, pero no había aprendido tanto sobre el juego de la debilidad humana. No hay ninguna mente suficientemente mecánica como para que se pueda confiar en que funcione con  la misma eficacia en  cualquier momento. Ahora que había aprendido que no podía evitar  que me afectaran los hombres y las desventuras".

"La perdida del dinero nunca me ha preocupado en absoluto. Pero otros problemas sí. Estudié mi desastre en profundidad y por supuesto no tuve ninguna dificultad en hallar en donde había hecho el tonto. Encontré el tiempo y el lugar exacto. Un hombre debe  conocerse en profundidad si desea sacar buen partido de los mercados especulativos. Llegar a conocer todo lo que era capaz de hacer en un arrebato de locura fue un gran paso educacional”

“Nadie puede atrapar todas las fluctuaciones.  En un mercado alcista el juego es comprar y mantener hasta que se cree que el mercado alcista está cerca de su fin.  Para hacer esto usted debe estudiar las condiciones generales y no el consejo o factores especiales que afectan a distintos stocks ".

"Creo que fue un gran paso adelante en mi educación de comercio cuando me di cuenta por fin de que cuando el viejo señor Partridge siguió diciendo a los demás clientes: "Bueno, usted sabe que esto es un mercado alcista", en realidad quería decir que decirles que el gran dinero no estaba en las fluctuaciones individuales sino en los principales movimientos”


3)    ¿Porque se arruino Livermore?

Nadie sabe  a ciencia cierta como Livermore perdió todo su dinero en 1934, Livermore fue suspendido automáticamente como un miembro de la Cámara de Comercio de Chicago. Nunca fue revelado a nadie lo que sucedió a la gran fortuna que él había ganado, pero él lo había perdido casi todo. Livermore se suicido en 1940, a los 63 años.
Pese a ser considerado uno de los mayores especuladores del siglo pasado, su historia llena de emociones fuertes entorno al mundo de la bolsa, y en la vida real, llama la atención la sangre fría con la que operaba en el mercado, Jesse Livermore posiblemente consiguiera los mayores porcentajes de beneficios que jamás han habido en el mundo de la especulación bursátil, pese a ello tuvo muchos crack, llego a arruinarse tres veces.
Todos nos preguntamos como un hombre como Livermore, con su gran conocimiento del mercado ¿se pudiera arruinar?

La respuesta parece terriblemente sencilla, él era único en el mundo del Trading  y especial en casi todo lo mundano, tan grande era su riesgo que  apostaba contra sus adversarios  y no cedía hasta que ellos caían en el error,  o él caía. En el caso de su total ruina, no tuvo previsto la manipulación política, en la que nunca intervino, intervino en la posible manipulación de la prensa económica, pero en política era totalmente indiferente.

En  el capítulo de su ocaso, él acaparo la mayor parte de los contratos de café en posiciones largas, y no dio ni una sola oportunidad a aquellos que estaban en posiciones cortas; simplemente los quería estrangular llevándoles a terribles perdidas. Éstos últimos se unieron a Congresistas partidarios o comprados, para que modificaran las normas de la Ley del Comercio en los  contratos del café, para  así considerar éste producto, como bien necesario para el desayuno de los niños. Livermore no cedió en ninguna de sus posiciones y los Congresistas sacaron adelante la prevista  Ley, obligando a liquidar las posiciones largas de Livermore. Aprovechando los contrarios esta norma, no compraron hasta que los precios se desplomaron, llevando a la ruina a Livermore. Cometiendo éste, el  mayor de los errores de su vida al no ceder ni una sola de sus posiciones, no diferenciando el comercio de la política. No cedió ni uno de sus contratos  hasta que estos ya no tenían valor.

La maldición de un trader, es la depresión.  Los hombres que realizan esta actividad sufren terribles emociones, euforias y depresiones.  Livermore en el trascurso de su vida tuvo varias derrotas totales. Sufría del mal de los traders, la depresión, debido a su historia de grandes altibajos económicos, la depresión llego a ser un factor dominante en sus años finales, que le llevo al suicidio.

Livermore y Gann  fueron grandes amigos en su momento, diciendo este último de Livermore que sabia ganar dinero, pero no mantenerlo. Estaba en lo cierto, la vida de Livermore fue más que exagerada en su forma de vivir, tanto en lo económico como en lo sentimental.  

Si hacemos una actualización  económica de aquella época  en EEUU. El salario de un trabajador en el año 1.930 era de 1.360 $ anuales y al día de hoy es una media de 48.000 $ anuales. La actualización de sus 100.000.000 $ de  ganancias en su momento más álgido que tuvo Livermore en el año 1.930, hoy podrían tener un valor aproximado 3.530.000.000. $,  Cantidad más que de suficiente para su vida desordenada. En un momento determinado llego a tener varias mansiones y el barco Anita II de 200 pies, posteriormente el Anita III de 300 pies. Su vida podríamos decir que fue exageradamente grandiosa en lo económico, comparada con el resto de ciudadanos de EEUU.
A los niños se les preguntaba, que querían ser de mayores y decían  “como Livermore”.

3)     Elliott  es uno de los grandes estudiosos y seguidores del mercado, por su estudio del mismo y la psicología que se refleja en los mercados, el impulso y su retroceso de los precios, saco sus ondas y las proporciones de las mismas. Denominadas como ondas de Elliott

El Sr. Elliott decía: “Una generación pasa, y otra generación llega, pero la tierra siempre permanece. El sol también sale, y se pone, y se apresura a marcar el lugar del que salió. El viento va hacia el sur, y se gira hacia el oeste; gira continuamente, y el viento vuelve otra vez a sus círculos: todos los ríos van al mar; y el mar no esta lleno; a la corriente de donde vinieron vuelven de nuevo. Lo que ha sido, es lo que será; lo que se ha hecho, es lo que se hará; y no hay nada nuevo bajo el sol”

4)        Gann estudioso y trader del mercado. Preveía que los precios iban de soportes a resistencias y que los comportamientos del mercado en el pasado, eran necesarios para preveer el futuro.

Decía Gann:  "Pronto comencé a notar la repetición periódica de la subida y la caída de acciones y materias primas.  Esto me llevó a la conclusión de que la ley natural es la base de los movimientos del mercado.  Entonces me decidí a dedicar 10 años de mi vida al estudio de la ley natural, como aplicable a los mercados especulativos y dedicar mis mejores energías a hacer especulaciones de una profesión rentable".  

"Todo lo que se mueve en ciclos, como resultado de la ley natural de acción y reacción.  En un estudio del pasado, he descubierto lo que los ciclos se repiten en el futuro.  Para ser exactos en la predicción del futuro, es necesario conocer los ciclos mayores ... He probado y comparado los mercados anteriores con el fin de localizar los ciclos de mayor y menor y determinar en qué años los ciclos se repiten en el futuro”.

Fuente de origen, hemerotecas y estudios personales

20/4/2013 The Elephant