Cada punto de entrada en el mercado es único, es diferente a todos los demás. Solo los grandes operadores del Trading, aquellos que leen y entienden el lenguaje del mercado, son los que encuentran esos puntos y momentos de entrada en su operativa. Ellos se encuentran en el lado de los ganadores, aquellos que supieron cual era el momento de entrar, la hora el día el momento, tanto en sus posiciones largas como en posiciones cortas. Ellos son los grandes ganadores.

Hemos puesto algunos de los “Peores Traders”, éstos no fueron capaces y en muchos casos ni siquiera intentaron comprender la propia mecánica del mercado. Algunos llegaron a la irracionalidad en su comportamiento por el desprecio al dinero  propio y al ajeno.

Otros  pocos comentados cómo “Mis ídolos”, son los grandes ganadores  del mercado. Surgidos todos ellos de la nada, muchos sin estudios universitarios, con antiguas profesiones que nadie desearía para uno mismo. Ellos que surgieron de la nada, solo  tenían sueños, grandes metas, todas muy grandes como un sueño imposible. Ellos han sido los grandes ganadores del mercado.

Ellos comprendieron que la gran diferencia entre los grandes ganadores y los perdedores es: la forma del propio pensamiento para entender el mercado y conocer sus posibles proyecciones que son las que darán en su momento esos puntos de entrada. Los ganadores tienen una forma de ver el mercado muy personal, que es muy diferente al resto de las personas para identificar esa oportunidad que es única en ese preciso momento.  Solo con la práctica  diaria aprendemos a identificar los patrones de conducta y las oportunidades que tenemos de entrada en los mercados que operamos.
Aprendieron de sus propios errores, aprendieron el control de si mismos a  crear un estado mental propio que no fuera afectado por  el comportamiento del mercado, fue entonces cuando la lucha del mercado para ellos dejo de existir. Cuando su lucha terminó, ese fue el momento en que ellos comenzaron a tomar ventaja de todas sus habilidades sobre los demás, para darse cuenta hasta donde querían llegar. No fue la pura suerte, “blanco o negro” fue su gran preparación y la precisión de la entrada en el mercado, para finalmente darse cuenta de su potencial como traders triunfadores.

Aprendieron de los demás, del propio lenguaje de la bolsa y a amar y respetar al dinero como a ellos mismos. Y ahora son auténticos conocedores del mercado que han sido capaces de sacarle hasta el último dólar.  Personas tan relevantes como ellas el mercado no las crea todos los días, solo muy de vez en cuando, pero siempre surgen esos grandes ídolos  entre los operadores del Trading.
Ellos amaban el Trading con pasión, eran disciplinados, no se dejaron llevar por las emociones del momento y el hábito de hacer las cosas previamente estudiadas era norma inquebrantable.

Muchos aprendieron de la historia pasada, de algunos como Gann, Elliot y sus ondas y otros muchos que fueron capaces de comprender al mercado para dejarnos sus teorías, que son tan validas al día de hoy cómo lo fueron en su momento.   
© 17/8/2013 The Elephant 

tw