Se denomina ‘crack’ a la referencia en una baja súbita y precipitada de los precios en los Índices o acciones que afectan a un valor o una plaza financiera o a varias de ellas en un tiempo delimitado. No hay una definición económica precisa de los crack, pero esta expresión se aplica a una bajada de las cotizaciones más de 20% en un día. Pudiendo los organismos reguladores suspender las cotizaciones de Índices o acciones cuando estas bajan más de un 10% en el mismo día.

Estamos ante los mercados mundiales en unos momentos que los precios, de las materias primas, del valor de las distintas empresas del mundo han tenido fuertísimos incrementos. Cómo el gran mercado financiero a nivel mundial que es el de EEUU y el S&P500 como guía de las quinientas mayores empresas de ese país. En ese lugar hay muchas empresas que cotizan por encima de 1.000 $ la acción. Un precio que parece excesivo para toda razón lógica y humana. El S&P500 esta en máximos históricos y no parece estar formando techo sin que este sea el definitivo ante la euforia economía del país o de las masas.

Pero…. siempre, siempre los precios llegan a máximos y desde allí se desploman por causas desconocidas que influyen en el ser humano ante el temor a perder. Los crack, realmente se producen por causas psicológicas, sin que haya razones reales importantes y de peso.

En varias ciudades de Estados Unidos en la época de los ferrocarriles, los ciudadanos de algunos pueblos no miraban su riqueza por las grandes fincas que tuvieran, o por las cantidades de ganado del que dispusieran, ni siquiera por el oro físico que almacenaban. Los hombres y sus familias consideraban su rango social por la cantidad de acciones que tenían de las diversas compañías de ferrocarriles. Se marcaba su riqueza por la cantidad de papelitos que decían que eran propietarios de una parte de una compañía ferroviaria.

Pero todo cambia rápidamente, absolutamente todo, hasta que un día esas acciones dejaron de valer 62 $ por unidad y pasaron a valer 0,25 centavos. La riqueza de esos ciudadanos desapareció en un corto espacio de tiempo, aunque el ferrocarril continúe caminando por las vías férreas hasta nuestros días.

Ese fue uno de los múltiples crack que han existido en el mundo y los restantes que relatamos a continuación.

Todo lo que sube baja y nunca se sabe hasta cuanto. El próximo crack que ponga a media humanidad de rodillas ¿cual será?. Nadie lo sabe pero posiblemente sean los bonos. Todos los países, empresas, e Instituciones imprimen bonos con el compromiso de pago, pero estas emisiones superan varias veces al valor de los que los pueblos pueden producir. Por lo que debemos de pensar que el próximo disgusto pudieran ser los bonos, por diversas caus surgidas en cualquier país de la tierra. Estamos globalizados económicamente e informáticamente y el aleteo de una mariposa que viva en el Japón puede derribar los edificios de la FED.

Crack del Imperio Romano.

Este pudiera ser el primer crack económico que derribó al imperio más grande del mundo.

Es evidente que la causa final de la caída de Roma fue la invasión de distintos pueblos. Aparecen pueblos que amenazan las fronteras romanas, especialmente los persas en la zona de Mesopotamia, los germanos en el Rin, al igual que los hunos, los beréberes o los partos. El peligro inminente de los pueblos germanos en la frontera noreste obligó a Roma a mantener en armas un ejército de medio millón de legionarios, quienes comenzaron a usar la fuerza para nombrar a los emperadores que les prometían favorecerlos. El excesivo poder de los soldados provocó una gran inestabilidad política.

Algunos soldados dejaron de serlo para convertirse en gladiadores. Seguidos y adorados por el pueblo como hoy pudieran ser los deportistas de éxito. Adorados y deseados por las féminas por su fortaleza física y económica. Sus salarios de estos últimos eran superiores al de los generales romanos que combatian en las fronteras. Ya que según alguna crónica afirmaban que cobraban unos sueldos (parecido al de las estrellas de futbol al día de hoy. Si esto es real ya no valía la pena luchar contra los germanos donde podías morir y aquí en el anfiteatro te exponían otra vez, como si fueras un torero en una plaza de toros. Los gladiadores ya sólo eran hombres libres que luchaban a sueldo o esclavos y ladrones, que estaban obligados a luchar.

El descontrol de las cuentas del Estado. La falta de oro por los gastos de guerra, el comercio con Asia, de la que importaba productos caros, seda, perfumes, tinta, papel, porcelana; pagos que se realizaban en metales preciosos. Fueron los que llevaron las finanzas a la quiebra.

© The Elephant 26/6/2014

 

Algunos comentarios de los siguientes capítulos su fuente de origen son: Wikipedia, hemerotecas, foros varios. (Si alguna entidad o persona considera algún texto de su propiedad se pondra su enlace de origen)

España, el país que más veces ha quebrado a nivel mundial.

Felipe II       1.557        Las empresas bélicas hacen quebrar las cuentas

Felipe III      1.607        Renegociación cuentas    

Felipe IV      1.647        Suspensión de asientos    

                  1.652        Suspensión de asientos    

                  1.662        Suspensión de asientos    

Carlos II      1.666        Suspensión de asientos    

Carlos IV     1.799        No se pagan los intereses

FernandoVII 1.820       Déficit de la Guerra de Independencia

        1.816- 1.849       Quiebra por las nuevas guerras carlistas

Isabel II      1.866        Crack del ferrocarril, quiebra el sistema financiero

Madrid        1.866        Burbuja Inmobiliaria en el Madrid del siglo XIX. Un ejemplo es la burbuja inmobiliaria que se desarrolló en Madrid durante el proceso de urbanización de su ensanche, a mediados del s. XIX.

"Desde 1860 a 1865 la especulación del suelo o la edificación de inmuebles, bien en el interior del casco urbano o en el proyectado ensanche, atraen buena parte de los capitales disponibles, a la par que se convierte en el principal sector generador de empleo. En este periodo los precios del suelo se disparan: así, el precio medio del pie cuadrado (12, 88 pies = 1m2) edificado en Madrid pasa de 81,33 reales en 1860 a 172,55 reales en 1863. Tales beneficios no los reportaba ninguna otra actividad económica.

A partir de 1866 el mercado inmobiliario madrileño ofrece un claro desfase entre oferta y demanda: se ha construido demasiado y muy caro para las escasas posibilidades de consumo de una sociedad como la madrileña; por otro lado, la especulación con terrenos en el ensanche ha llegado al máximo, de tal forma que los precios del suelo inician una caída lenta a partir de 1865 que se transforma en desplome en 1866 y 1867: de 144 reales/pie cuadrado en 1865 se pasa a 89 reales en 1866, alcanzando el mínimo en 1867, con 73,5 reales. Este descenso de los precios, unido a los inmuebles sin vender, se traduce en la disolución o quiebra de las compañías inmobiliarias y de las innumerables cajas de ahorro especializadas en este tipo de negocios. Tal es el caso de la célebre empresa "La Peninsular", dirigida por Pascual Madoz".

Bilbao           1.901           Crack Bolsa de Bilbao

Impago         1939            Franco no reconoce la deuda republicana.

España         2.008            Burbuja Inmobiliaria. Quiebra económica por la  la mala gestion de los  gobiernos.

Continuara………………….