Crack de los tulipanes – 1637

‘Crack’ del tulipán: La ‘tulipomanía’ creó en los países bajos la primera burbuja especulativa económica y financiera de la historia moderna. La especulación se basaba en el comercio de los bulbos de tulipán, cuyos precios se dispararon, antes de hundirse en 1637. En 1642, tras el ‘crack’, el precio del tulipán retrocedió a una décima parte de su valor y 100 años más tarde los bulbos sólo valían dos céntimos.

Burbuja de los mares del sur - 1720

‘Crack’ en Gran Bretaña, fue una crisis financiera, debido a una burbuja especulativa iniciada en 1711. Constituye uno de los primeros crack económicos de la historia moderna. El famoso crack tuvo lugar, luego del imparable ciclo ascendente de las acciones de la Compañía de los Mares del Sur la organización basaba su expansión en el monopolio comercial con las colonias españolas en América, especialmente el comercio de esclavos. El acelerado crecimiento de sus acciones no habría sido tal, sin emplear la vieja táctica de inflar el potencial de la empresa. Las acciones se dispararon en 1720 hasta cuadriplicar su valor en sólo cuatro meses, a consecuencia de rumores infundados sobre la rentabilidad futura, divulgados por la propia compañía con el fin de disparar una fiebre especulativa.

Bonos Hondureños 1.870

En 1870, Honduras obtuvo un préstamo extraordinario de Bischoffsheim, una entidad Londinense. Honduras, uno de los países centroamericanos más pobres, seguro que lo agradeció. Las primeras emisiones de bonos hondureños a finales de los años sesenta habían fracasado, así que se contrató a un especulador profesional. Charles Lefebvre creó un mercado artificial para los bonos hondureños, gracias a los agentes contratados, y colocó gran parte de ellos a un 13% de interés. Lefebvre, se supo luego, reservó 4.000 libras de sus ganancias para el diamante que regaló a la mujer del embajador y otras 10.000 para el presidente hondureño, José María Medina.

Crisis de los ferrocarriles 1.871

El New York Times desplegó en su portada del domingo 21 de septiembre la histeria con la que los agentes de Wall Street corrían a deshacerse de las acciones, sobre todo de las empresas de ferrocarriles del banquero y gran especulador Jay Gould, que intentaba frenarla a todo coste. Dentro, daba cuenta del intento de suicidio de un broker arrojándose al East River el sábado por la tarde. La desconfianza había descarrilado el viernes.

Ese domingo, el presidente, Ulysses S. Grant, llegaba a la ciudad para reunirse con el secretario del Tesoro y los grandes banqueros. El lunes, el Gobierno depositó fondos en los principales bancos comerciales de la ciudad para evitar un pánico bancario generalizado. EEUU, aún así, sufrió una larga recesión.

Bonos Austrohúngaros 1.873

Bienvenidos a 1873, la primera gran crisis financiera del capitalismo globalizado. El estornudo se había oído en mayo, en la capital del entonces Imperio Austrohúngaro, Viena. Cuando sus ejércitos fueron derrotados y los bonos de guerra tuvieron valor 0,00. Luego golpearía con virulencia a Latinoamérica y Oriente Próximo, donde 12 países suspendieron el pago de su deuda.

El gran Crack - 1929

‘Crack’ en Wall Street. El jueves 24 de octubre, el índice Dow Jones pierde más del 22% a comienzos de la sesión pero se recupera y limita su caída al 2,1% al cierre. Vuelve a caer un 13% el 28 de octubre y un 12% el 29 de octubre. Esta crisis frena las especulaciones bursátiles. Marca el comienzo de la gran depresión en Estados Unidos y de una crisis económica mundial que afecta a toda Europa.

Se funda SEC para la protección de los inversores y es considerado el crack que mayor daño ha realizado a la economía mundial.

La crisis del petróleo de 1973

Tras la guerra del Yom Kipur entre Israel y los países árabes, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), decidió reducir el nivel de producción de petróleo, aumentando espectacularmente el precio del crudo, de 1,8 $ a 11 $ el barril. Esto provocó un aumento de la inflación, una disminución de la inversión, la quiebra de numerosas empresas y el aumento del desempleo.

Lunes Negro - 1987

‘Crack’ del 19 de octubre en Wall Street. El Dow Jones pierde 22,6% en una jornada, sin causa justificada, poniendo como escusa de un déficit comercial importante y de un aumento de las tasas directrices del Bundesbank (banco central alemán), Las otras plazas mundiales también caen, sacando a la luz la interdependencia de los mercados financieros a nivel mundial. Se trata del primer ‘crack’ de la era informática.

El crack Ruso - 1998

‘Crack’ ruso. En el mes de agosto, el rublo pierde un 60% de su valor en 11 días (de los cuales 17,13% el 27 de agosto). Rusia atraviesa una crisis económica y monetaria en parte ligada a la crisis financiera asiática de 1997.

Punto com - 2000

Fin de la burbuja internet. La burbuja especulativa en torno a los valores bursátiles ligados a internet y a las nuevas tecnologías se desinfla. Sus acciones habían subido de 1 $ a porcentajes inimaginables en unos años. Tras un récord a 5.048,62 puntos el 10 de marzo, el índice Nasdaq retrocede un 27% durante las dos primeras semanas de abril y un 39,3% en un año. Esta caída repercute en todos los mercados vinculados a la ‘nueva economía’. Y en la economía tradicional.

Crisis del 11 S - 2001

El 11 de septiembre, tras los ataques terroristas, El S&P500 cae 250 puntos las Bolsas de EEUU cierran por una semana. En su reapertura, el índice Dow Jones pierde 684 puntos (-7,3%).

Enron y Worldcom - 2002

La falsificación de las cuentas de la empresa energética estadounidense Enron y el fraude del grupo estadounidense de telecomunicaciones Worldcom sacuden las Bolsas mundiales.

Créditos hipotecarios de riesgo - 2008

La crisis “subprime” (créditos hipotecarios de riesgo) en Estados Unidos se propagan a los mercados financieros de este país y del mundo. En los primeros nueve meses del año, los principales índices bursátiles caen más de 25%. La crisis empeora a comienzos de octubre con derrumbes que se aproximan al 10% en muchos mercados mundiales el lunes 6 de octubre. Algunos bancos Americanos y Europeos cayeron en su valor el 98 %.