En la estancia donde estoy están los ordenadores sobre los que trabajo. Uno de un intermediario, otro de otro intermediario. Uno para la hoja de cálculo y varios, otro donde se escribe este Blog; donde la música suena constantemente.

Al fondo hay una librería donde están los libros que mas leo, dos sillones que me sirven para descansar leer y releer, también hay algunas cosas mas.

Aquí es donde leo y releo los libros de aquellos que nos precedieron y nos dejaron sus grandes aportaciones como experiencias propias.

Dos maestros a seguir:

Entre todos ellos, hay dos libros realmente especiales, Recuero de un operador de acciones, el libro de cómo Livermore operaba y como eran sus estrategias. Sus tapas color burdeos están desgastadas del uso. Sus páginas interiores están marcadas con cintas de distintos colores, para releerlas, en algunas de sus frases, de sus textos, son un tratado para el trading y de la psicología de las masas.

A su lado hay uno de los libros escritos por D. Alexander Elder. Vivir del Trading. Lo leo y lo releo y comprendo muchas de las cosas que a mi me han pasado y que pasan al resto de los traders. Lo comprendo más que a nadie por lo que aporta con su dedicación al Trading y por su profesión de psiquiatra. Que también sufrió lo suyo en este mundo tan apasionante, de tanto riesgo, tan lleno de pasión y emocional.

He aprendido de todos ellos y también de mi mismo, con trabajo sudor y lágrimas. Que en este mundo del trading, solo hace falta estrategia y serenidad como antiguamente tenían los viejos guerreros, aparte del valor necesario para poder tener profesiones de alto riesgo.

Cuando entro en el mercado, pienso para mi mismo y digo, que soy el mas cobarde del mundo, ya que si la estrategia que tengo predefinida para el mercado y este no lo hace, sencillamente me salgo. Me salgo con un STOP de 5 puntos en el FTSE, con 10 puntos en el Dax, con 10 puntos en el Dow. Perdonen ustedes que sea tan cobarde, pero más vale cobarde vivo que valiente muerto.

No me pongo delante de la pantalla diciéndoles; hijos de padre desconocido, os voy ha sacar el hígado por la boca. No les amedrento, no les asusto para darme valor a mi mismo y pensar que tengo razón en la entrada, cuando posiblemente este equivocado. Soy un cobarde adicto al mercado.

Copia literal del libro de D. Alexander Elder Vivir del Trading. Página 68.

Tocar Fondo.

“Tocar fondo es terrible. Es doloroso y humillante. Se toca cuando uno pierde dinero que no puede perder. Se toca cuando uno se juega sus ahorros. Se toca cuando uno les dice a sus amigos lo inteligente que es y luego ha de pedirles un préstamo. Se toca cuando el mercado se vuelve rugiendo contra uno y le grita “¡Idiota!”.

Algunos tocan fondo cuando tan solo hace unas semanas que han empezado hacer Trading. Otros van añadiendo dinero a su cuenta de Trading para posponer el día que van admitir su culpa. Da pena mirarse el espejo y ver la cara de un perdedor.

Pasamos nuestra vida construyendo nuestra autoestima. La mayoría tenemos una opinión muy elevada de nosotros mismos. A una persona inteligente y triunfadora le duele tocar fondo. El primer impulso puede ser esconderlo todo, pero recuerde que no está usted solo. Casi cada trader ha pasado por ahí.

            La mayoría de la gente que toca fondo desaparece como trader. Salen vergonzosamente del mercado y nunca miran hacia atrás. Los registros de las Agencias de Bolsa muestran que el 90 por ciento de la gente que hoy hace Trading habrá desaparecido del mercado antes de un año. Tocarán fondo, se desmoronarán y lo dejaran correr. Tratarán de olvidarse del Trading como de una pesadilla.

            Algunos traders se lamen las heridas y esperan que desaparezca el dolor. Entonces vuelven al Trading, habiendo aprendido bien poca cosa. Estarán acobardados y el miedo les impedirá hacer buen Trading.

            Muy pocos traders empezaran el proceso de cambio y crecimiento. Para estos raros individuos, el dolor de tocar fondo, les sacará del círculo vicioso de colocarse cuando ganan, perderlo todo y estrellarse. Cuando usted admite que tiene un problema personal que le induce a perder, puede comenzar a construir una nueva vida como trader. Puede empezar a desarrollar la disciplina de un ganador.”

Excelente interpretación de nosotros mismos nos ha realizado el Sr. Elder.

Con nuestra gratitud a D. Alexander. Gracias.

18/9/2014  The Elephant