Vivir del mercado llamdo Bolsa
 
Hacemos una reflexión del Mercado. Si desean léanlo si han  tomado la decisión de dedicarse a este mundo llamado Bolsa, léanlo muy  despacio, pausadamente. Recuerde: el Trading es la profesión más dura que puede existir.

No es para mentes débiles de carácter, sólo es para personas que tienen la voluntad de líderes. Antes que Ud. lo intentaron otros y fracasaron,  990 de cada 1.000  personas fracasan. Si no están preparados, Vds. no serán diferentes a ellos.

Todas las Agencias de Valores, Bancos y los todos los Intermediarios, nos dicen que es muy sencillo, (ellos viven de las comisiones que les pagamos). Nos aconsejaran que nos metamos en el Mercado, que compremos sus acciones, que podemos vivir de esto,  llamado Bolsa.
Que es muy fácil ganar dinero, que podemos dejar nuestros trabajos, que podemos tener la libertad de viajar, de disponer de todo el tiempo para nosotros, que podemos conseguir todo lo que nosotros podamos soñar. Incluso nos puede faltar tiempo para gastar todo el dinero ganado.

La suerte puede existir en determinados momentos, pero la suerte es más peligrosa que el desconocimiento de los Mercados,  nos hace creer que  sabemos, cuando esto no es cierto. Esto último nos lleva, a apostar todo nuestro dinero, y  este se evapora en cuestión de días o semanas.  Nadie nos dice que los Mercados Financieros son Mercados de engaño, contratos cero, lo que uno gana, el otro lo pierde.
Es un mundo que atrae a los fuertes de carácter y grandes en conocimiento; que derrumba a las mentes débiles.

Cambio de vida

Deseamos mejorar nuestras vidas, la de nuestras familias. Esto es un deseo innato en todos los seres humanos.
Todo ello impulsa a la masa o pueblo, para tomar la decisión de entrar en este mundo de la Bolsa, con la esperanza de que el dinero viene solo, sin ningún esfuerzo por nuestra parte.

Solo los especuladores  muy duros y muy preparados  consiguen superarse constantemente, llegando casi a la perfección en la especulación, pero sin olvidar que como todos, son humanos y sufren derrumbes,  acompañados de grandes depresiones, al no poder soportar sus mentes el hecho de cometer errores.
Estos especuladores o especialistas del mercado, llegan muchas veces a pensar casi en la perfección en sus tomas de decisiones. Son como los viejos soldados samuráis, las victorias y las derrotas, hacen que sus vidas cambien para siempre.
Los especuladores de verdad, van siempre por delante de los demás y del Mercado, se adelantan a los cambios de las tendencias, ven cuando terminan los ciclos, ven como el pánico se apodera de la masa común de los hombres que invierten en Bolsa, ven cuando son los momentos de estrangular un producto determinado, una empresa, una divisa e incluso una Nación.

Ven con claridad, como con anticipación se pueden  coger todos los crack. Estos son los grandes especuladores, los grandes samuráis, son grandes entre los grandes, como los viejos guerreros que siempre van  convencidos de la victoria total y de la gloria. No está en sus mentes la derrota, prefieren no volver a ver el siguiente amanecer.

Pueden llegar al éxito de sí mismos y llevar al abismo a quienes están frente a sus posiciones. Para ellos es una guerra, es cierto, el Mercado Financiero es una guerra, solo falta mirar la cantidad de cadáveres económicos y mentales que deja, tras su paso en el Mercado llamado Bolsa.
Solo hace falta leer la vida de Jesse Livermore para saber la crueldad de esta profesión.
 
La verdad del mercado

Esta realidad es muy distinta de lo que las personas piensan de lo que es la Bolsa. ¿Qué podemos esperar de la bolsa?. Para aquellos que no estén preparados solo hay un destino, LA RUINA. Miremos cuantas empresas cotizaban en el año 1.970 y cuantas cotizan hoy. El 90 %, de las empresas han desaparecido, ya no existen, ni ellas ni su actividad. Esto nos hace pensar sin error, que en la Bolsa, siempre se pierde dinero, con la excepción de aquellos que son Traders o que están presentes en el Consejo de Administración.
Solo nos queda ser realistas, reconocer  y pensar que las ilusiones, no son para un Trader profesional.  Éste realiza  su planificación, su esquema de ataque, en el movimiento del precio, olvidando sus sentimientos, sus fantasías y sus emociones. Toda su energía esta destinada al éxito de esta operación.
 
Conocimiento del mercado

Normalmente los grandes Trader no son grandes economistas, ni grandes banqueros, ni tienen carreras universitarias, son solamente  personas, con un fuerte conocimiento y carácter para el mando, con un gran deseo del Trading, con el orgullo de sí mismos y con los grandes  deseos de conseguir  lo que creen que es mejor que existe en su vida.
Muchas veces solo disponen de valor, riesgo y conocimiento del comercio y de la sicología de las masas.
Teniendo esto, tienen todo, no les hace falta nada más, ni siquiera el dinero. El dinero lo proporcionan los Intermediarios y las Sociedades de Valores, los grandes apalancamientos  están hechos para este tipo de comercio.
Solo los grandes, son solo los que sobreviven a este mundo de la Bolsa. Miremos como los grandes imperios han caído, han tenido grandes crack y han desaparecido como imperios. Aquellos que previeron los crack, fueron los que sobrevivieron, solo ellos, los demás solo dejaron su paso en  la historia el paso a otros hombres con más coraje que ellos.
Jesse  Livermore, el Rey de la Especulación, es un ejemplo de todo lo anteriormente expuesto.
En su recuerdo, lo escribo en el día de hoy.

© 10/5/2010  The Elephant