El hombre que realiza Trading nunca termina de aprender y menos de controlar sus emociones, el miedo esta incluido en una de ellas. Los gráficos siguientes lo demuestran.

Tengo un dicho que dice “Juré mirando al cielo cómo [Escarlata O`hara] Qué, nunca...nunca… jamás, entrare en contra de la tendencia: porque expondré mis ahorros para que se los lleve el viento” Otro “Perdonen ustedes que sea tan cobarde, pero más vale cobarde vivo que valiente muerto”.

Pero reconozco una cosa, es que en marzo y abril del 2009 hicimos unas entradas en las empresas del NISE de escándalo, modestia aparte. No creo que muchos las pudieran hacer, el pánico aterraba al mercado; aparte de los Creadores del Mercado. Han pasado cinco años y no seguimos dentro. Algunas empresas todavía al día de hoy, no nos han dicho ¡Salgan del mercado! Todo lo contrario, miro el gráfico y los gráficos hablan, gritan ¡Cobarde!

Una tendencia netamente alcista, la más alcista desde el año 1.972 y nosotros no estamos dentro, hemos entrado, hemos salido, no nos hemos mantenido en el NYSE. En el mercado europeo ¿Se recuerdan? “siempre habrá borrachos” ABB y en las cerveceras, en los primeros arranques alcistas se entro, en la vieja BolsayCapital estaban todas entradas detalladas y…. siguen siendo alcista.

La pregunta es ¿Por qué salimos? Seguimos las empresas en gráficos Ashi y Renko y a pesar de todo fue así. La respuesta es fácil, pensar en perder lo ganado al pensar que habían subido demasiado.

El miedo, ese sentimiento que no debe de existir para personas como nosotros  los trader que operamos.  “Cuando usted sabe, y además sabe que usted sabe, la confianza sustituye al miedo”. David S. Nassar

Cómo buscar las palabras para definir la palabra miedo y cómo puede afectar a un operador en el mercado. No es fácil encontrar esa palabra y menos definir esa realidad que a todos nos afecta en momentos determinados. Si nos llevamos por el razonamiento del Sr. Nassar, parece que el miedo es controlable. Pero como todos ustedes, yo también estuve allí, y otras veces me pregunto el porqué.

Intentaremos razonar nuestros pensamientos. El Trading es un trabajo muy duro, podríamos decir que excesivamente duro, por eso son tan pocos los que sobreviven a esta profesión, hermosa pero aterradora.

La manera en la que el miedo incide en el trader por el temor ante lo imprevisto del movimiento del mercado que es desconocido, por lo tanto las consecuencias económicas que pueden causar a nuestras cuentas pudieran ser importantes, sobre todo para las personas impulsivas. El mercado jamás perdona los errores cuando se aceptan riesgos innecesarios. Los sentimientos que tenemos en el impacto sobre nuestro capital que está en riesgo, hace que las personas se asusten. Esa es la causa del miedo que hace que se nuble nuestra mente en la toma de reacciones en de decisiones acertadas. Si dejamos que el temor influya en nuestra operativa, hemos perdido la batalla del Trading.

Por lo que tendremos que tener la prudencia y la previsión de cada movimiento en cada operación que realicemos. Saber donde entramos y porque entramos, asumir el mínimo riesgo, tener la certeza y la confianza en nosotros mismos en los momentos difíciles. Siempre confiar en nosotros y en la disciplina que tiene que acompañarnos en todo momento. La disciplina tiene que acompañarnos siempre. Por encima de nosotros no hay nadie, ni siquiera nuestro miedo. Sin dejar que nuestra mente decida por nosotros, somos nosotros los que tenemos que decidir por ella.

Todo ser vivo siente temor ante lo extraño y lo imprevisto, unos con agresividad y otros con la ira. Nosotros los humanos ante nuestra racionalidad de un posible acontecimiento que nos ponga en riesgo, sentimos ese temor con más intensidad, sobre todo si en un pasado hay recuerdos de acontecimientos parecidos y desagradables, por lo que es muy difícil que ese temor no exista en casi todos nosotros. Pero, sí podemos controlarlo y limitarlo, si usamos nuestra experiencia y nuestro conocimiento de cómo funcionan los mercados cambiantes en cada momento, para todos nosotros, este caso en un mercado de engaño. Lo que uno pierde, otro lo gana. Es una apuesta con una posibilidad de engañar a la parte contraria o de estar en la dirección de la mayoría, en este caso con los Creadores de Mercado.

Podremos estar muy preparados, podremos tener una cuenta muy solvente, pero nuestro instinto primitivo siempre estará por encima y nos dirá que no podemos o debemos perder nuestro dinero y es cuando nuestra mente genera esa sensación de protección, en este caso es el miedo, en algunos momentos pánico. Nuestro cerebro solo desea sobrevivir.

Los astronautas, que salieron de la órbita terrestre, también sintieron esa sensación de entrar en lo desconocido en lo no habitual. Un piloto que realice pruebas de un nuevo modelo, sentirá la mima sensación. También lo sienten los soldados que luchan, piensan que en algún momento podrán morir. Si no lo pensaran no serian humanos o al menos racionales. Igualmente les ha pasado a todos los investigadores, descubridores y grandes militares. Todos ellos pensaron que en un momento determinado podría acabárseles su “baraca”. La fortuna de la suerte.

Nosotros no somos una excepción, Ud. no lo es y yo tampoco lo soy. No siento miedo ante el mercado, pero si un gran respeto, tan grande es el respeto, que pudiera parecer miedo. Ante este hecho me prevengo y no entro jamás en una posición sin ver previamente diferentes gráficos del Índice, futuro o acción en la que pretendo entrar, y en que dirección, para arriba o para abajo. Igual que tampoco entro sin contemplar la tendencia principal del mercado a nivel general.

©1/12/2014 The Elephant

TWA