Este artículo escrito en su momento, el 06-12-2010 / 21:52 se abre al público amparándome en la libertad de prensa; Que es la existencia de las garantías de  que los ciudadanos tengan el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación cuyos contenidos no estén controlados ni censurados por los poderes del Estado, que todo hombre o mujer, pueda publicar sus ideas libremente y sin censura previa.
 
El hecho de conocer casi todos los pueblos de España, de ver la gran desesperación de sus ciudadanos, el miedo en sus ojos ante el futuro, ver como a mujeres con niños se les echan de sus casas, ver como la separación de poderes no existe, cómo la democracia existente no es la que hemos soñado del Barón de Montesquieu.

Es una opinión personal, que nadie debe de estar de acuerdo con ella a excepción de mi conciencia.  Intento que no sea ofensiva para nadie. Pueden leerlo y trasmitirlo si así lo desean, son libres de pensar distintamente que yo. Es mi opinión personal que no debo callar.

CONSTITUCION

Hoy dí­a de la CONTITUCION, ésta ha sido humillada, quebrantada y violada, siendo esta violación realizada por los poderes polí­ticos y del Estado y su forzamiento por los Gobiernos que deberí­an de representarnos.

Esta CONSTITUCIÓN ya no es válida, ya no nos sirve, ya no es libre, ya no es virgen, los dos partidos polí­ticos mayoritarios, la han usado para acostarse en su cama y que su pago sea realizado por los ciudadanos, por los más humildes del pueblo.
No es válida esta CONSTITUCION  para muchos, y pocos de nosotros la votarí­amos, yo el primero. No defiende a mis hijos, no defiende a los trabajadores, no defiende la libertad trabajo, de expresión, la de una sindicación realmente representativa de los trabajadores, no defiende al derecho de una vivienda, no defiende la libertad de elegir libremente al que cada uno de nosotros deseemos votar; ser elegidos todos en listas abiertas y segunda vuelta.

Una mujer un voto, un hombre un voto, todo elegido, todo, desde lo más pequeño hasta el más grande, incluida la Corona. Ya no defiendes mis libertades ni las de mis conciudadanos. CONSTITUCION, no eres los sueños con los que se soñaron; los políticos te han prostituido y éstos se amparan en tu inocencia para quitarte tu virginidad y la dignidad, al igual que se la han quitado al pueblo en su mayoría.

Nos quitaron la libertad, de permitir que cada hombre sea un hombre y una mujer una mujer libre, en donde se pueda trabajar y en que lugar poder dormir. Que cada persona se gane su salario con su trabajo, con su propio sudor, que este trabajo sea retribuido en igual proporción a su esfuerzo. Que el castigo sea igual para igual delito, que los vienes producidos sean repartidos, entre aquellos que los producen y con aquellos que  no tienen la posibilidad de producirlos. Que como comunidad única deberías de permitir, que pueblos diferentes convivan con personas distintas en su pensamiento en forma de ver la vida, como todos somos, distintos pero iguales. Siento el dolor de que algunas de las personas y pueblos a los que amamos, quieran separarse de nosotros. Que siento el dolor de que me estoy divorciando de mi mismo.

Los polí­ticos te manosean para cobrar de tu honor, del dinero que no hubieran podido jamás ganarlo honestamente con su trabajo, en cualquier actividad como todo ciudadano.

Bajo tu norma en las calles de las ciudades las personas duermen al sereno, bajo tu norma en las calles pasan hambre, y bajo tu norma los bancos roban legalmente a los cí­udadanos, bajo tu norma los polí­ticos abusan y se amparan en tí, para vivir del esfuerzo de todos nosotros a perpetuidad.

Las manos de los hombres de España no tienen donde emplear su esfuerzo, las manos de las mujeres de España no tienen con que alimentar a sus niños, esa hermosa vida indefensa que nació de su cuerpo. Bajo tu norma algunos jueces no aplican el Derecho, la toga cuelga en la percha y el Código Penal en la estantería, y el honor y el deber, vuela con los vientos alísios.

Las manos de los justos, no tienen donde hacer justicia; por que lo que tú representas Constitución, no beneficias al pueblo en su conjunto, solo beneficia a unos pocos y muchos, que dicen jurarte fidelidad y te son infieles.

No eres justa ni fiel con mi pueblo, permites las violaciones del Derecho y lo consientes. Ya no eres mi CONSTITUCION, no me has sido fiel, yo tampoco te lo seré contigo, no me es valido ni tú regazo, ni tu amparo.

Yo seré libre sin ti.

06-12-2010 / 21:52
Barreales