El trader intra-dia  20/12/2010

Especular significa comprar y vender divisas, índices, materias primas, acciones, lo más rápido posible, todo ello en el horario del mercado de cada día, cuanto se ha conseguido un cierto porcentaje de revalorización, cerrar las posiciones, o contratos.

No todos los especuladores con intereses en el más corto plazo, están preparados para las transacciones  del intra día en los mercados.  Algunos,  la mayoría son gente joven tanto  de sexo masculino como femenino, de hecho, son  muy agresivos en el Mercado, muchos de ellos con cualidades excepcionales para el mando y toma de decisiones, mayor que la mayoría de los mortales
Les gusta el dinero, el poder y disfrutar de lo que la vida puede proporcionar, igualmente son buenos navegado por Internet, conocedores de los mercados y del riesgo en el mismo.
Sí tienen tiempo y dinero propio o proporcionado por el propio mercado para perderlo (el tiempo y el dinero)
Son personas en la mayoría de los casos personas que actúan en solitario  excepcionalmente en grupo o equipo en determinadas ocasiones.
Esa puede ser la figura del especulador  o algunos curiosos especímenes que caben dentro de la tipica figura del especulador sólo porque dedican mucho tiempo cada día al mercado de valores. Y porque viven de ello.
El especulador como fauna bursátil
No hace mucho tiempo se podía ver algunas escenas pintorescas el mercado.  Personas que pasaban todo el día en la bolsa de Madrid o en las cafeterías de sus entornos, con los consiguiente clientes de la Bolsa intercambiando opiniones  de la misma.
Hoy en día eso no existe, son personas con grandes conocimientos de informática, telecomunicación y con la posibilidad de manejar grandes computadoras.

Los especuladores del día de hoy tratan de ganar lo suficiente para pagar los costes de cada operación y un poco más, ya que aplican la tesis de que “es mejor muchos pocos que pocos muchos”.
Para hacerse rico hay que jugársela. Hay que especular. Pero sin cruzar la delgada raya que define los bordes de la legalidad y del riesgo diario. Su operativa es la compraventa diaria, intentando coger la mayor cantidad de micro tendencias tanto alcistas como bajista en el horario diario del mercado.
¡Que los dioses repartan suerte!
En el intra día. Los especuladores no tienen voluntad de permanencia en las distintas empresas, divisas o futuros, o materias primas, no quieren sus productos, solo quieren el cobro de las diferencias,  ni mantienen sus posiciones a medio y largo plazo esto último no esta previsto en sus mentes.
No le toman cariño a las compañías o empresas, y la mayoría de las veces no conocen la actividad de las mismas, y tampoco  su situación económica, solo les interesa que tengan liquidez, movimiento y poder abrir y cerrar todas las posiciones,  ya que piensan fríamente con el bolsillo y no con el corazón.
En general, si se puede especular con valores muy líquidos, mejor, ya que los grandes empresas del mercado mundial  ofrecen una enorme facilidad para entrar y salir (o sea, comprar y vender). Para ellos solo es importante  el volumen y el movimiento intra diario, siendo estos movimientos siempre apalancados, bien  con prestamos de valores o en CFD´s.

Para ellos los valores poco líquidos, aquellos de los que se negocian pocas acciones, ya que sus cotizaciones suelen moverse con oscilaciones más amplias y seguidas. Mayor peligro, pero mayor potencial de beneficio si se acierta, no tiene ningún sentido ningún significado, ya que su acierto casi siempre es muy dudoso.

Los especuladores intra diarios en muy  contadas ocasiones  “aguantan un titulo”, salvo excepciones muy puntuales y ello sucede cuando por un error de cálculo se han visto atrapados en unos títulos sin poder salirse del mercado por la causa o motivo que fuere.
Suele afirmarse también que un especulador en el sentido más duro del término  no deja abierta nunca posiciones en su cuenta, cierra las posiciones y se va con la ganancia o con la perdida en su bolsillo.
Los especuladores viven de aprovechar las incidencias del Mercado cuando no hay tendencia en los mercados (cuando la volatilidad se impone), y  extraer el máximo jugo a los movimientos de los mercados cuando sí existe esa tendencia.
Igualmente los especuladores intra diarios, pueden  quedar abiertos en índices, divisas o acciones en tendencia, o en vencimiento, solamente si la tendencia es muy clara y sostenida en el tiempo. No solo es su pasión o riesgo el intra día, sino también los movimientos con clara tendencia bien alcista como bajista, en un espacio de  tiempo  corto, o en un espacio de tiempo algo más amplio.

Personajes muchas veces solitarios, raros en la especie, con sangre fría y nervios de acero que al más lúcido de los mortales le extrañaría.
Podríamos decir de ellos, que son los nuevos soldados o guerreros económicos.
The Elephant