Los Bonos

Ante el imparable endeudamiento del país, con una media de emisor deuda en bonos 3.000 millones de € a la semana. Con una deuda al día de hoy del Estado de 945.927.353,72€, de 20.518,30€ por habitante y de 53.550,58€ por trabajador, todo lo anterior conseguirá llevar a España a la suspensión de pagos, sino al tiempo.

Los habitantes  exigimos a los dos principales partidos que nos digan la verdad,  que si el un futuro digno de este país pasa por salirse del euro, que lo hagan lo antes posible, para así frenar su inmensa caía y empezar a crear empleo ahora mismo.
Si lo hacen demasiado tarde, esto se convertirá en un polvorín y nos limpiaremos el polvo unos a otros.

Es el momento de sincerar los conceptos, o se toman inmediatamente la decisión de ahorro publico, evitando el gasto  superfluo e innecesario, de todos, absolutamente todos los estamentos públicos, para gastar solo lo imprescindible en la protección de la población más desfavorecida, para sostener los pocos puestos de trabajo existentes, he incentivar la creación de puestos de trabajo con exenciones fiscales para que los emprendedores y los que deseen ser nuevos empresarios sean los nuevos creadores de los puestos de trabajo, incluido el propio Estado en obra pública.
Poniendo  nuevamente en funcionarizado del Interventor  del Estado, con rango suficiente para el más estricto control del gasto  de los presupuestos,  tanto Estatales, Autonómicos o Locales. Evitando por todos los medios el  gasto público de altos cargos  innecesarios y superfluos.

Evitando de esta manera la intención del despido de los 400.000 funcionarios que en este momento dicen ser innecesarios, y con la dificultad para hacer frente al pago de su nómina por la situación económica.
Situación que nos llevaría a  tasas de paro que serán cercanas a los 25 puntos, pérdida absoluta del valor de casi de todos los activos, situaciones de conflictividad social,  perdida de la protección social. Eso es lo que tenemos hoy, ni un discurso más,  hueco y sin contenido realizable, ni medias tintas, sin rumbo y sin ninguna dirección.

Los reportajes de TV en la noche de Navidad de la clase media y obrera en los Centros Sociales, rompen la conciencia de cualquier hombre bien nacido, con el grandísimo drama laboral y social  de este país.
 
Irlanda ha bajado los precios de las viviendas un 50%, por lo tanto, pronto se empezaran a demandar viviendas y la construcción tirara de su economía.
En España con Zapatero poniendo parches surrealistas en todo tipo de materia política y economía sin ninguna dirección real, y por lo tanto de recuperación de la producción y de un mínimo intento de crecimiento económico.
Los precios de los pisos no acaban de bajar, vamos derechos al derrumbe total. Hasta que los pisos no bajen de precio, un 20 –30%, no se venderán y por lo tanto la Banca no podrá  sanear sus cuentas, por lo que tampoco podrán prestar dinero para reactivar la economía.
Siendo la Banca el mayor lastre de la economía en este momento. Aunque la banca diga lo contrario, ella y solo ella es el mayor peligro de la economía actual.

Esta es la situación de este año ante la emisión de bonos y el descontrol total de la deuda, con el riesgo para nuestros y para nuestros socios Europeos, con el posible abandono de alguno de ellos de la moneda Euro, o sencillamente tener que salir nosotros, ante nuestro deterioro económico a un ritmo tan rápido de la propia sociedad productiva.
Abandonar el euro significa la ruina para cualquier país. Si las hipotecas están en euros, con el abandono del euro la nueva moneda del país, en el caso de  España. Si una hipoteca vale 180.000 euros. Al día siguiente la nueva moneda, con la que están referenciados los salarios y las pensiones valdrían la mitad que el €, es decir como si la gente debiera 360.000 euros. La quiebra  total de la sociedad y de los bancos y del país.
Si nos salimos de €, el tipo de interés subiría muchísimo con lo que todos los hipotecados quebrarían, también lo harían todos los bancos que tienen muchos créditos pedidos fuera del país y los deberían devolver en la moneda fuerte y por consiguiente todos los ahorradores perderían sus ahorros y la mayoría de las empresas no podrían pagar sus deudas y el paro puede superar el 25%.

Igualmente hay que modificar el articulo del Código Civil  referente a la propiedad hipotecada, que esta sea la  única  garante de la deuda hipotecada, sin ninguna otra responsabilidad posterior para el hipotecado. Eso lo hacen en los países civilizados, en nuestro país parece ser la excepción.

31/12/2010 The Elephant