Índices mundiales 11/4/2015

Escrito por Super User. Publicado en Índices

Índices mundiales

La tendencia de los Índices a nivel mundial, causan un cierto sin sabor de que algo esta oliendo el éxtasis del mercado. Todos los globos explotan y todas fiestas terminan, porqué no hay cuerpo que lo aguante.

La economía que representan estos gráficos nunca han superado el 2% y sus empresas e Índices que dicen que los representan han subido mas allá de lo razonable posiblemente lo irrazonable. Algunas empresas se han multiplicado por 10 y por 20, cómo no es racional para su propia actividad productiva.

En temor a lo peor pesa sobre mi cuando abro una posición larga y no tengo la boleta abierta de salida ante el temor del desplome que todos esperamos. Solo nos hace falta saber cuando, cuanto y cómo. Pero el temor esta dentro de mi. El único que no se arruinara en este mundo cuando este se desplome, será mi viejo amigo “el gran bajista” “el que se quemo con leche cuando ve una vaca llora” dice él.

El miedo es un instinto primario de defensa ante lo imprevisto y los gráficos que a continuación comentamos nos indican, que "más vale cobarde vivo que valiente muerto". El temor a lo peor.

Parece ser que la bolsa esta enloquecida y nosotros con ellos. ¿Pero cómo cogemos una espada cuando cae? No será posible sin que nuestras manos se corten. Esto es lo que tenemos delante nosotros, cuando la cordura ha desaparecido de la racionalidad humana. Decía el Sr. Livermore. “Los precios se suben a máximos y allí se venden a la multitud” parece tener razón y podemos pensar en la irracionalidad de los mercados.

El DAX, Índice que inflama pasiones en los aficionados a la bolsa de corazón agitado, ha subido más que los cohetes dirigidos hacia los cielos y en la misma verticalidad. Pero…. cuándo se le acabe la energía del empuje de su subida ¿que velocidad tendrá su caída? No lo quiero pensar en la caída de 300-500 puntos día. Me he terminado la túnica color Burdeos para poder estar en su caída. Allí estaré, allí le espero. Me encanta en Burdeos.

Te espero, como se debe esperar; con paciencia.

El S&P500 El barco guía de la flota de los mercados esta en máximos y le cuesta superar esa resistencia que el gráfico refleja. Todavía veo los gráficos del año 2009 de las empresas que arrancaban en mínimos y algunas de ellas han llegado a superar las cimas de las montañas donde dicen que los dioses descansan y el Padre Teide las vigila. Su verticalidad, no solo acongoja sino que también acojon@. Siento pánico estar tan arriba y no tener paracaídas que amortigüen el golpe sobre la dura piedra.

El Dow. Amigo y fiel seguidor del S&P500, misma calle misma dirección, mismo consejo, mismo leñazo.

Nikkei. Este Índice solamente en el 2013 confirmo una buena entrada en posiciones largas dirigiéndose al a máximos del año 2000, año donde la tecnológicas cayeron al suelo para saber la realidad de donde estaban pisando y por donde estaban caminado.

Un poco le falta para que todo vuelva a ser lo que fue, lo mismo que le hizo exclamar al Sr. Nick Leeson “El mayor delito de la banca es su estupidez”. El solito quiso subir al Nikkei y el solito arruino al banco más viejo del Reino Unido.

El Sr. Elliott decía: “Una generación pasa, y otra generación llega, pero la tierra siempre permanece. El sol también sale, y se pone, y se apresura a marcar el lugar del que salió. El viento va hacia el sur, y se gira hacia el oeste; gira continuamente, y el viento vuelve otra vez a sus círculos: todos los ríos van al mar; y el mar no esta lleno; a la corriente de donde vinieron vuelven de nuevo. Lo que ha sido, es lo que será; lo que se ha hecho, es lo que se hará; y no hay nada nuevo bajo el sol”

Solo creo en lo dicho; en lo que siempre ha ocurrido volvera a ocurrir, y si no vuelve a ocurrir, entonces comenzare a pensar que el día nunca más volverá a amanecer por el este.

Barreales