India

Escrito por Super User. Publicado en Smile, please

 

India

En la tierra donde vivo hay una gran colonia de personas de origen de la India, conozco a muchos de ellos, sus comportamientos y su vida,  comprendo el porque de su cultura y como su comportamiento es diferente a la cultura nuestra, la española. Algunos han tenido una extraordinaria suerte en el Trading al entrar en el mercado en un ciclo financiero alcista. Otros muchos son conocidos por mi, personas tranquilas, grandes amantes de sus familias, de su cultura, sencillas y pacificas. Fuertemente creyentes en sus tradiciones y en todos sus dioses.

La cultura India, aporta al mundo sus religiones, su filosofía y ritmo de vida, así como la práctica de la meditación como fuente de vida y bienestar. Esta cultura tan particular tiene mucha influencia externa, la cual la ha sido enriquecido a lo largo de miles de años, fue influenciada por los persas, los árabes, los turcos, los Mongoles, también por los europeos, muchas de sus normas son sobre todo del Reino Unido.

La India es un enorme territorio que alberga a distintas etnias, cada una con un bagaje cultural muy particular, en donde cada una de ellas se expresa de una manera distinta a través de sus propias lenguas. En la India encontraran ustedes más de 200 lenguas diferentes. Su filosofía particular de la vida tiene mucho que ver con la religión y con creencias cómo el hinduismo, el budismo, el yainismo etc.

Desde siempre los originarios de la India se han destacado por permanecer a la vanguardia de los estudios y de los descubrimientos, hombres trabajadores y tenaces. Es así, como a lo largo de la historia podemos encontrar grandes científicos, que destacan en el área de las matemáticas, de la astronomía, de la tecnología. Desde su tierra se trajeron a Europa los  números indo-arábigos, sin los cuales no funcionaria la economía moderna, tampoco podríamos disponer de los ordenadores y yo, no podría estar delante del teclado para expresar mis ideas.

En cuanto a los pensadores que se han convertido en iconos mundiales del  pacifismo como el Sr. Mahatma Gandhi, la poesía del Sr. Rabindranath Tagore “Las flores de primavera salen”. En el campo de las artes, los hindúes destacan por tener una música y una danza muy peculiar, especial hermosa, totalmente diferente. Por su parte, la danza tiene mucho que ver con la mímica y la expresión de las extremidades, representando el amor.

Esa gran cultura la India, que se diferencia  de la nuestra, la  Española, por el respeto a lo espiritual, por el respeto a los animales a los que algunos los consideran sagrados y otros son parte de la aportación en el trabajo para producir los alimentos de su subsistencia.
Igual que en la cultura india otras culturas del pasado y de la actualidad tuvieron y  tienen la creencia de que cuando su vida se acabe encontraran otra  después que les permita la reencarnación o una vida diferente a la conocida. Una de esas culturas fue la Celta de la que corre sangre por nuestras venas, tenían una creencia  tan grande de una vida posterior que prestaban dinero con la condición de que les fuera devuelto en la vida futura. Todos  han respetado a los animales como parte del trabajo o como medio de subsistir y otros como medio de trasporte. Algunas de esas culturas fueron conscientes del gran servicio que les proporcionaban los animales, los caballos que para algunos fueron su libertad y su adoración, para otros los elefantes en su forma de vida del trabajo, en la defensa y la mayoría de los seres vivos han sido respetados por casi todos menos por nuestra cultura.

Nosotros los españoles descendientes de Iberos y  de los Celtas, de tantos otros pueblos que pasaron por esta tierra o solamente se quedaron. Tenemos mezcladas tantas culturas en nuestro convivir de la historia que hace que permitamos hechos y comportamiento con los animales que no son razonables con el sentido común de una conciencia racional y con el comportamiento de aquellos que nos precedieron.

Nosotros, sin ningún pudor permitimos  la bestialidad de las corridas de toros (nobles y bravos). También permitimos que en las fiestas de los pueblos y ciudades estos sean amarrados por sus cuernos con sogas sin posibilidad de defensa y en sus astas se pongan bolas de fuego para que los mozos del pueblo puedan divertirse (estúpida manera de divertirse). Teniendo estos  hombres mil formas para poder realizarse y divertirse como hombres evolucionados. Que no impedimos que las cabras (productoras de leche y alimentos) sean tiradas desde los campanarios de las iglesias, lugar donde se lee (no mataras). Que permitimos que los perros sean maltratados y abandonados como fieras salvajes, siendo estos los únicos que nos guardarían lealtad eterna, sus comportamientos así lo han demostrado a lo largo de la historia.

Que permitimos a hombres; hombres sin alma, con corazón de hiena, que pasan por la vida sin saber que han pasado, sin dejar nada noble de ellos para el resto de los  humanos a quienes deberán de rendirles cuentas por sus actos. Son los tipos bien, los V.I.P's.  Que hacen su forma de vida las cacerías salvajes, para matar a seres vivos por el solo placer de matar, no para subsistir con sus alimentos. Que consentimos que personas con un incomprensible comportamiento ético y moral, fusilen cobardemente a elefantes desatando estallidos de dolor en la manada. Siendo este uno de los animales más nobles de la CREACION. Si alguno de ustedes tiene dudas deben de  preguntárselo al CREADOR. El Sr. Charles Darwin que era experto en la evolución de la vida, tanto humana como animal, también podría darles una opinión razonada. Olvidándose estos hombres con posibles desequilibrios mentales, los V.I.P's  que los animales aunque dicen que no tienen alma, si fueron evolucionado desde un  mismo punto de origen como los humanos por el CREADOR o por la evolución de la vida, Al igual que nosotros tienen fibras nerviosas que les producen dolor, que  también tienen padre, madre y hermanos con los que corretean y juegan, a los que les causara un enorme sufrimiento haberlos perdido para siempre.

Todavía recuerdo el caballo de mi padre cuando yo era niño, ese caballo tordo con el que yo jugaba, que pasaba bajo sus patas causando este hecho una terrible  angustia a mi madre por el daño que pudiera causarme, la misma angustia de mi madre al no encontrarme en la cama y si en compañía del caballo, durmiendo sobre la hierba seca con la que el se alimentaba, simplemente para hacerle compañía o para yo no estar solo.  El recuerdo, de como le llevaba a pasear y ha pacer por la pradera, como me subía a su lomo y corría como el viento, como me mirada con aquellos grandes ojos cuando me acercaba a la cuadra para llevarle su cena, como con su gran lengua lamía la bola de sal después de que bebía agua. Esos enormes ojos  me miraban con esperanza y ternura, los más grandes, los mas alegres que he visto, que olía mi presencia y sabia que era la hora del paseo o la hora de correr contra el viento. Los caballos nacieron para correr y para ser los servidores de los hombres igual que los perros grandes, el gran mastín con los que compartíamos sus vidas. Los dos fieles para siempre.

¿Y nosotros? Ud. y yo, no sentimos vergüenza propia, tampoco sentimos vergüenza ajena por permitir lo que hacen los demás y su despreciable comportamiento con los animales. No todos pueden sentir vergüenza. Pero yo sí.

Esto es lo que me une a la comunidad Hindú, pensar con sentido común, respetar y ser respetado. Y, es lo que me diferencia de esas determinadas personas de la Iberia “Vario-Pinta” con sesgo de deficientes mentales, que no diferencian el respeto por la vida de los animales y dudo que de la humana.  

Muchas culturas consideran la adoración de animales como una forma de baja religiosidad, no ocurre en absoluto así en el contexto indio. Los animales son una forma de vida distinta de la humana, pero no inferior. Solo es distinta. Participan en la esencia divina de todo conjunto del universo y sirven como símbolos de unas características venerables y nobles. Incluye por igual a dioses, hombres, bestias y hasta objetos inanimados. El carácter sagrado de los animales es el que desde los tiempos antiguos se les haya venido diferenciando en la India, como parte integrante de la naturaleza que diferencian a esta nación como un hecho racional.

Algunos de ellos son sagrados de por sí, como las vacas. Otros se hallan asociados a dioses como acompañantes, lo que justifica la reverencia en que se les tienen. Así es el caso del elefante, grande y noble por naturaleza, el caballo el más fiel acompañante del hombre en el trabajo y en la guerra, ante él muchos hombres lloraron por su pérdida. El pavo real su belleza, el cisne, el león, todos son parte del mundo en donde vivimos.  No es tan difícil amar a estos animales y los hindúes lo hacen: los respetan, los protegen y los veneran.

Esta práctica hace que el ciudadano de la India respete el equilibrio ecológico y se incline por un saludable vegetarianismo, que vive con gran naturalidad en contacto con otros seres vivos. Que convivan con los animales, y que no les consideran un peligro. Gran número de especies se hallan especificadas en este proceso de sacralización, algunas de ellas se encuentran en una situación muy privilegiada, por razones culturales, económicas y de otro índole.

The Elephant
© 30/10/13

Mitología
“Según la mitología hindú, los primeros elefantes del mundo poseían alas y jugueteaban con las nubes. Pero un día, un grupo de elefantes se posaron en las ramas de un árbol bajo la cual un santo asceta hablaba a sus discípulos.  Las ramas se quebraron y los elefantes cayeron encima de los discípulos matando varios de ellos. El santo hombre quedó tan entristecido que pidió a los dioses que quitaran las alas de los elefantes. Los elefantes, aún sin alas continuaron siendo amigos de las nubes y  tener el poder de pedir que ellas traigan las lluvias, para fertilizar la tierra y estas dar el alimento necesario para los humanos. Por eso los elefantes son aún hoy venerados en la India.”

Varios cazadores furtivos abatieron la semana pasada a 86 elefantes, 33 hembras embarazas y 15 crías, según han denunciado varias ONG, que han advertido de que esta especie podría desaparecer de África Central por estas matanzas masivas. 



“Las flores de la primavera salen,
como el apasionado dolor del amor no dicho;
y con su aliento, vuelve el recuerdo de mis canciones antiguas.
Mi corazón, de improviso, se ha vestido de hojas verdes de deseo.
No vino mi amor, pero su contacto está en mi cuerpo
y su voz me llega a través de los campos fragantes.
Su mirar está en la triste profundidad del cielo, pero
¿dónde están sus ojos?
Sus besos zigzaguean por el aire,
pero sus labios, ¿dónde están?”