El Ilustrísimo Sr. Leonard

Escrito por Super User. Publicado en Smile, please

Por un momento suena la música…..la música que es lo más cercano que parece llegar a la perfección, en sonidos y sentimientos, una maravilla tiernamente expresada, con la union de las voces del coro.

¡Ahora sé por qué es tan querido el Sr. Leonard Cohen! Solo el Sr. Leonard puede despertar sentimientos con esperanza de futuro en su música. Él, es increíble es el espolvoreador de sueños con las letras de sus canciones, con su música y una voz ronca como la suya. Solo, en el silencio, uno se coloca un pañuelo sobre sus ojos…por lo que puede surgir en cualquier momento una lágrima. El Sr. Leonard Cohen es: ¡Grande entre los grandes!

¡Sólo los poetas cambiaran el mundo! Nunca los políticos.

Me sentenciaron a 20 años de aburrimiento
por tratar de cambiar el sistema desde dentro.
Ahora vengo, ahora vengo a recompensarles.
Primero conquistaremos Manhattan, después conquistaremos Berlín.
Me guía una señal en los  cielos.
Me guía esta marca de nacimiento en mi piel.
Me guía la belleza de nuestras armas.
Primero conquistaremos Manhattan, después conquistaremos  Berlín.
Me encanta vivir contigo, nena.
Me gusta tu cuerpo, tu alma, y tu ropa.
Pero ¿ves esa fila que avanza por la estación?
Te lo dije. Te lo dije. Te dije que yo era uno de ellos.
Me amaste cuando era un perdedor
pero a hora…te preocupa que pueda vencer.
Sabes como detenerme,
pero te falta disciplina.
Durante ¿cuantas noches recé por esto,
para que mi obra comenzase?
Primero conquistaremos Manhattan, después conquistaremos Berlín.
No me gusta su negocio de modas, señor.
Ni me gustan esas drogas que le mantienen delgado.
No me gusta lo que le paso a mi hermana.
Primero conquistaremos Manhattan, después conquistaremos Berlín.
Me encanta vivir contigo, nena...
Te agradezco los detalles que me enviaste.
El mono y el violín contrachapado.
Practiqué cada noche, y ahora estoy preparado.
Primero conquistaremos Manhattan, después conquistaremos Berlín.
Recuérdame. Yo vivía para la música
Recuérdame, fui yo quien te mantuvo

Es el Día del Padre y todo el mundo está herido.
Primero conquistaremos Manhattan, después conquistaremos Berlín.