ZAFIRO a su Señoría la juez Ayala

Escrito por Super User. Publicado en Smile, please

Imagen propiedad twitter@juezAlaya

ZAFIRO, para las mujeres con valor, su Señoría la Juez Ayala y otras muchas.

Cuenta la leyenda que en un principio cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales útiles y sólidos en el hombre y que éste ya no tenía nada más que aportar.
Ante este dilema, después de una profunda meditación: Decidió darle el don del valor y del sufrimiento para la regeneración de la especie. Pensó que el hombre sería un pobre diablo desorientado, que no sabría ir solo a ningún sitio.

Cuando los hombres no tienen valor, cuando no tienen nada más que dar a los demás, ellas las féminas. Nuestras abuelas, nuestras madres, nuestras hermanas, son las Agustinas de Aragón, cuando todo parece perdido, ellas solucionan los problemas que los hombres han creado.

Eso son las mujeres, son hombres con valor, cuando los hombres cobardes caminan libres por la calle, ante la impunidad del delito.

Este poema, es para ellas, las féminas.

ZAFIRO

"Mi luna y bajo el cielo azul zafiro
mis ojos agradecen,
mi piel se deshace,
mi corazón late con ganas,
mi cuerpo, espera...

Tanto la luna
como la brisa nocturna,
me dicen cosas,
y me hacen pensarte
y adentrarme en esos pensamientos,
y en esta noche,
con este sonido que surge del silencio,
con un extraño olor a vida,
y con esa luz que la luna produce,
querría verte a mi lado,
esta vez, no para saciar
necesidades hormonales,
sino para decirte:

"Que hermosa sos!",
"Si, te quiero",
"Que orgulloso estoy de vos"...

Surgen mil sentimientos
y emociones cuando te veo,
surgen muchas ganas de darte detalles
tal vez de poco valor material,
pero con el valor del sentimiento real,
quiero darte esas cositas
insignificantes para algunos, pero hermosas,
que hacen que la vida sea placentera,
como lo es una flor, un poema,
o una mirada.

Posees un zafiro en tu alma,
iluminador y dador de amor,
de imborrable e indestructible presencia,
del cual emana fuerza y pasión.”

Anónimo. Autor desconocido por mi persona.