La puta infiel.

Escrito por Super User. Publicado en Smile, please

La puta infiel.

Esta es, una opinión personal que nadie debe de estar de acuerdo con ella a excepción de mi conciencia.

Decía el poeta “Emito mis alaridos por los techos de este mundo” Walt Whitman

Solo hace falta pasear por cualquier calle, plaza o pueblo de España, para saber y comprender que el fracaso de nuestra juventud, de nuestros hijos, es nuestro propio fracaso como hombres civilizados.

Creímos en la falsa Transición, algunos no tanto. Creímos en el cambio de chaquetas azules por las chaquetas grises. Ahí, estaba la falsa idea de igualdad de oportunidades, la falsa libertad democrática, creyeron y creímos que los políticos nos ofrecían una misma oportunidad económica para todos, y…nos hemos encontrado que salvo excepciones han sido como, la puta infiel.

Hay dudas más que fehacientes de que este no es un país democrático y un Estado de Derecho. “Una injusticia hecha al individuo es una amenaza a toda la sociedad” Barón de Montesquieu.

La Justicia no es un poder libre e independiente, está controlada por el poder político. Las listas son cerradas y no abiertas por distritos, por lo que tenemos que elegir a cualquiera que nunca debería pertenecer a un poder electo.

El Sr. Montesquieu, y en su nombre los pueblos más avanzados, marcan sus normas y su convivencia, como las democracias más avanzadas de occidente. Sin embargo en España, los que se llaman demócratas lo han matado, ya que no le dejan que pueda convivir con ellos.

El llanto y el dolor de la generación de nuestros hijos, no tiene la más minima oportunidad de sobrevivir, con este organigrama seudo-democrático. El esfuerzo de su trabajo, de sus estudios, no tiene ninguna validez para el futuro. Su costo es 6-7 años de estudios para percibir el 10% de lo que un electo percibe por haberse presentado en una lista, posiblemente delictiva.

No nos podemos conformar con que les digan que su problema es la crisis; No, la crisis son ellos. Son aquellos organizadores, que hablan en nombre de la democracia, de la cual se protegen y la prostituyen, cómo organizaciones y causantes de hechos en la mayoría de los casos.

Solo nos queda el apoyo de la música, de la poesía, del recuerdo de esos hombres del pasado, que pensaron en voz alta y, que todavía se oyen sus voces. Que uno solo de ellos, vale por los miles de aforados que existen en este país. Y podemos y debemos de creer, que no entre en nuestro corazón el poder del odio, para que no sea el refugio de los canallas. Los mismos que nos dan su larga lista de traiciones. Todos ellos como hordas salvajes al saqueo del país, que nos delata como una sociedad envilecida y como pueblo poco fiable.

Porque recuerde: si votamos a un corrupto, somos corruptos.

Barreales

The Elephant  12/8/2015